I Trail Vielha-Molieres 3010 by Dynafit

El pasado sábado 15 de julio tenía lugar la primera edición del Trail Vielha-Molieres 3010 by Dynafit, un trail que nacía con la etiqueta de ser una de las maratones más alpinas de Europa, la mayor de España, con una escala de dificultad de 12 sobre 14 según la ITRA (Asociación Internacional de Trail Running). No en vano, los 4.000 metros positivos en 40 km. de la prueba reina, con ascensión al pico Molieres (3.010 m.) incluida, hacían pensar en su dureza. La media maratón, de 21 km. y 1.600 metros positivos, no se quedaba atrás.

Una expedición de corredores y familiares se desplazó a Vielha para afrontar este reto. A las 6.30 de la mañana comenzaba la carrera por los fantásticos paisajes del Vall d’Arán. La primera ascensión, ya desde los primeros metros, terminaba en el Montcorbison (2.173 m.), en apenas 6 km., con kilómetro vertical incluido. En menos de 8 km. ya se habían acumulado 1.500 m. positivos, coronando también el Montpius (2.276 m.). Este recorrido era común al de la media maratón, aunque esta salía a las 9 de la mañana. A partir de ahí, impresionante bajada por su desnivel hasta la Artiga de Lin, para iniciar el ascenso al pico que da nombre a la prueba, con una subida tan dura como la bajada (1.290 metros de desnivel en poco más de 6 km.). Y, como postre, la subida al port de Vielha, 4 km. con +776 con treinta duros kilómetros en las piernas.

El resultado, unos tiempos que no suelen verse en un trail, más normales en los ultras. Marcos García y Miguel Ibáñez llegaron juntos a meta en 8:35, colocándose entre los 60 primeros clasificados. Una hora más (9:35) les costó a Vicente Ferrer, que se estrenaba y de qué manera en un maratón de montaña, y Nieves Carrascosa, que parece no tener límite y acabó séptima de la general y tercera veterana, subiendo al podio una vez más. Darwin Galarza fue quien peor lo pasó, ya que una pájara en lo alto del Molieres le dejó casi fuera de juego, pero su calidad y pundonor le llevaron hasta la meta en 10:18, donde entró visiblemente emocionado al ver como le esperaban familiares y compañeros.

En cuanto a la media maratón, Manolo Marzo (3:04:42, 38º de la general y 12º veterano) y Luis Barbancho (3:12:08, 44º de la general y 4º promesa) sufrieron para llegar a meta en una distancia poco habitual para ellos y de una dureza inusual. Pablo Roca (3:12:08) acompañó al presidente del club, Joaqui Garrigues, que ante la lesión de Frank López, se animó a dejar el terreno que domina, el asfalto, para “disfrutar” de la montaña.

Solo hay que decir que de los 400 inscritos en la maratón, 30 no aparecieron y se retiraron nada menos que 48 participantes. En la media maratón, 7 retirados, con 266 participantes cruzando la línea de meta.

Share This Post

Post Comment