Gran Trail Trangoworld Aneto Posets 2016

Hace solo una año Darwin Galarza disputaba su primera maratón de montaña, la Maratón de las Tucas, a los pies del Aneto. En esta ocasión nada menos que 11 integrantes del C.A. Correores de Buñol se desplazaban a Benasque con sus respectivas familias para intentar superar la dureza de correr en la alta montaña. El color rojo de la equipación del club se hizo notar en este pequeño pueblo de los Pirineos durante varios días.

El Gran Trail Trangoworld Aneto Posets se compone de cinco pruebas. El Gran Trail Aneto-Posets, de 109 km., queda para un futuro lejano. No tan lejano para algunos corredores queda la Vuelta al Aneto, de 58 km.

Pero la prueba que iban a afrontar la mayoría era la Maratón de las Tucas, con 2.500 metros de desnivel positivo a lo largo de sus 42 km. El objetivo de la mayoría era superar el tiempo marcado por Darwin el año anterior, las 7 horas. Y no solo lo consiguieron, sino que seis de ellos se colocaron entre los 100 primeros puestos entre los 1000 partipantes inscritos (839 finalizaron la prueba).

Miguel Ibáñez fue el más rápido, terminando en un 6:05:17 que sorprendió a propios y extraños, colocándose el 39 de la general, mostrando un gran estado de forma. José Vicente Carrascosa “P.luko” se metió entre los 50 primeros en su estreno en un maratón-trail, con un excelente 6:12:44. Le siguieron Pablo Roca (6:28:24), Darwin Galarza (6:33:55) que, a pesar de no haber podido entrenar bien por las lesiones, superó su propio registro en casi media hora, Marcos García (6:40:44) y Franc López (6:50:50).

Nieves Carrascosa, la única fémina en atreverse con la maratón, se quedó a solo dos minutos de lograr la tercera plaza. Al igual que sus compañeros, también fue capaz de bajar de las siete horas (6:53:39), clasificándose como 106 de la general y como cuarta femenina absoluta y veterana, superando con creces su objetivo de terminar entre las 20 primeras en una carrera tan dura y exigente.

Mención especial para Javier Calvo, que consiguió su objetivo de finalizar la maratón, y, aunque le costó algo más que a sus compañeros (8:30:19), terminó plenamente satisfecho con su actuación.

Tras la maratón, disputada el sábado 23 de julio, el domingo era el turno para las pruebas cuarta y quinta del fin de semana. La más corta, la Vuelta al Molino de Cerler, de 9 km. La media maratón, la Vuelta al Pico Cerler, de 22,5 km. y 1.230 metros de desnivel positivo la disputaron tres corredores. Vicente Ferrer (2:42:12) y Manolo Marzo (2:44:28), se colocaron entre los 50 primeros (40º y 43º), en una carrera con 600 inscritos y que finalizaron 525 corredores. Pilar De la Cruz (4:36:56) logró terminar la carrera, algo que ella misma se cuestionaba y que por su perseverancia y sacrificio consiguió para alegría de todos los allí presentes.

Sin duda, una experiencia de club que se repetirá en un futuro y que demuestra que el C.A. Correores de Buñol ha renacido con gran fuerza y que promete muchas alegrías.

Share This Post

Post Comment